Por un zumo de naranja

globen-3-exprimidor-de-zumos-1

Una de los sonidos de mi infancia y que más recuerdos me trae es el del exprimidor de naranjas por las mañanas y la  frase de “Tómate el zumo que pierde las vitaminas”. Mi madre me cuidaba muy bien y me hacía fantásticos zumos de naranja a los cuales debo de confesar me he hecho adicto.

Cuando me fui a propio piso no tenía exprimidor y anotaba mentalmente comprarme uno pero siempre se quedó como una tarea pendiente ya que me aficioné a bajar a la cafetería de la esquina donde una amable y guapa camarera me servía un buen café y un zumo de naranja antes de ir al trabajo.

He de declarar que al principio acudía al bar para tomar mi comida matutina pero poco a poco me fue interesando más la compañía de la chica que nos servía las mesas que el propio desayuno. Y digo esto porque cada vez aunque la pobre muchacha se apresuraba más y más el desayuno se demoraba mucho. El café se servía inmediatamente, pero el zumo tardaba una eternidad ya que utilizaban un pequeño exprimidor más propio para un domicilio que para un establecimiento de hostelería.

Mi amistad con esta chica se fue afianzando y un día ni corto ni perezoso le comenté que por qué no instalaban un exprimidor profesional de zumos. Ella me contestó que estaban arrancando con el negocio y que este tipo de maquinara debía ser bastante cara, yo como buen caballero al cual le interesaba la dama en cuestión, me ofrecí a buscar algunos presupuestos.

Como no tenía ni idea de hostelería y mucho menos de maquinaria decidí hacer una búsqueda exhaustiva ya que quería presentar las mejores alternativas posibles. Pasé días y días utilizando mi tiempo libre en mirar páginas web dedicadas a exprimidores de naranjas, la verdad es que me hice bastante conocedor del tema, hasta que encontré una que a primera vista me causó bastante buena impresión.

MiZUMO  ofrecía  exprimidores automáticos de naranjas pero con una nueva fórmula de adquisición “Alquiler con opción a compra”, quizás esta fuera una buena solución para mi amiga.

globen-3-exprimidor-de-zumos-2

Este modelo conllevaba un gran número de ventajas, ya que permitía a cualquier tipo de negocio obtener una de sus máquinas, totalmente nueva, sin necesidad de hacer un gran desembolso inicial, tan sólo una pequeña cantidad en concepto de depósito que luego se le descontaría de la venta final cuando se hiciese la compra efectiva de la máquina.

Toda esta información se la trasladé a la chica de la cafetería y nos pusimos en contacto con MIZUMO los cuales fueron muy amables y nos propusieron la mejor solución para el negocio indicándonos cuál era la máquina que mejor se adaptaba a las necesidades.

Todos hemos ganado, y yo el que más, ya que ahora “mi novia” no va tan estresada, sí al final terminamos juntos,  y todos los días me tomo un delicioso zumo de naranja recién exprimido y además en un tiempo record.

Si estás pensando en adquirir un exprimidor automático de naranjas para hostelería MIZUMO es la mejor alternativa y lo digo por experiencia.

[REVIEWS & EXPERIENCE]

Opiniones de nuestros lectores

Be the first to comment on "Por un zumo de naranja"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*