Uribe rechaza el nuevo plan de paz acordado por el gobierno y las FARC

uribe

Tras la victoria del “no” en el referéndum realizado a principios del pasado mes de octubre sobre un primer proyecto de paz, tanto el gobierno de Juan Manuel Santos como los representantes de las FARC iniciaron a marchas forzadas una nueva negociación. Esta cristalizó con el anuncio que realizó el presidente el pasado 13 de noviembre de que se había alcanzado un nuevo acuerdo que englobaba muchas de las quejas y reivindicaciones que habían hecho los políticos contrarios al primer texto. Cuando se publicó el anuncio de este segundo acuerdo, Uribe pidió al gobierno que no se considerase definitivo hasta que los partidarios del “no” pudieran revisar el texto completo, que no se había hecho público en el momento del anuncio, así como no se había decidido cómo se procedería a su ratificación.

En las últimas horas, el expresidente Álvaro Uribe ha tenido la oportunidad de pronunciarse públicamente sobre su contenido y sus declaraciones no han sido positivas. De hecho, Uribe, que se ha alzado como la principal figura política de los partidarios del “no”, ha declarado que este nuevo acuerdo es apenas un retoque a aquel que rechazaron los ciudadanos democráticamente en las urnas el pasado mes de octubre. También pide que se realice un nuevo referéndum antes de la aprobación del nuevo texto, dado que la población ya había rechazado el primero. No se sabe todavía cómo se procederá a la ratificación del nuevo acuerdo de paz, pero muchas informaciones apuntan que el presidente no desea realizar un nuevo plebiscito, ante el temor de que el resultado sea similar al de la vez anterior. Esto supondría su ratificación a través del congreso, opción con la que el expresidente Uribe no se muestra de acuerdo. El presidente de Colombia se ha reunido en una decena de ocasiones con los principales representantes políticos partidarios del “no” desde que se anunció que se había llegado a un nuevo acuerdo con las FARC, pero ninguna de esas reuniones ha producido resultados positivos. No parece que el acuerdo entre ambas partes pueda llegar pronto, dado que los partidarios del “no” consideran que el acuerdo firmado con las FARC es poco claro o inasumible en muchos puntos clave, como en el aspecto de las sanciones a los miembros de la guerrilla o a su posible actividad política. Los partidarios del “no”, además, indican su disconformidad ante el hecho de que el gobierno les ha presentado un acuerdo ya cerrado en el que se niega la posibilidad de revisar puntos que son de gran peso. Por su parte, el presidente de Colombia y su equipo defienden en todo momento el nuevo acuerdo y la necesidad de avanzar para alcanzar una paz muy necesaria para el pueblo colombiano. Por el momento, no parece que ambas posturas se puedan acercar, por lo que la posible ratificación formal del tratado acordado está todavía en el aire.

Si quieres saber más a este respecto, te recomendamos que leas el artículo que ha publicado el diario “El País” sobre este tema en la siguiente dirección: http://internacional.elpais.com/internacional/2016/11/22/colombia/1479819217_374727.html?id_externo_rsoc=FB_CM&id_externo_rsoc=TW_AM_CM.

Be the first to comment on "Uribe rechaza el nuevo plan de paz acordado por el gobierno y las FARC"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*